Alquileres

EL DIARIO DIGITAL DE LA CIUDAD

Cine Gaumont: Estreno, “Cada 30 Horas”

Escrito por josi.

 

 

Es Una película de Alejandra Perdom. Una mujer muere cada 30 horas en Argentina  es víctima de violencia de género .Sensacional ESTRENO hoy  JUEVES 24 a las 19.30 hs.  En el  Cine Gaumont – Espacio INCAA KM 0 Av. Rivadavia 1635 (CABA) . Antes de la proyección, la directora estará charlando con el público junto a la mamá y el papá de Wanda Taddei (Beatríz Regal y Jorge Taddei), la mamá de Julieta Mena (Marcela Morera), la mamá de Ángeles Rawson (Jimena Aduriz), además de Alicia Chamorro, el Colectivo de Arte "Entresuturas" y "Basta de Abusadores y Violadores en el Rock".

MOTIVACION DE LA DIRECTORA

Un total de 295 mujeres perdieron la vida durante el año 2013 en el país, lo que arroja un promedio de una muerte cada 30 horas, en su mayoría a manos de parejas o ex parejas. Las cifras son alarmantes: 114 homicidios ocurrieron con responsabilidad de esposos, parejas, novios y amantes; 72 por ex esposos, parejas o novios; 7 por padres o padrastros; 22 por otros familiares; 15 por vecinos; y 8 por hijos.

 

¿Cómo fueron asesinadas las 295 niñas y mujeres víctimas de la violencia sexista durante ese año?

La respuesta pone de manifiesto la brutalidad machista en su máxima expresión. Es que 83 casos tuvieron a víctimas baleadas, 64 apuñaladas, 37 golpeadas, 28 estranguladas, 17 incineradas, 13 degolladas, 9 ahorcadas, 3 ahogadas, 6 descuartizadas, 3 empaladas y 19 bajo circunstancias desconocidas. También se puso en evidencia que el 14 % de las mujeres tenía registrada denuncias previas o medidas judiciales de exclusión del agresor y fallaron los controles. Un dato que resaltan es que el 5,3 % de los agresores pertenecía o perteneció a fuerzas de seguridad.

A estos números, que causan estupor e impotencia, debemos agregarles las 293 hijas e hijos se quedaron sin madre, cuyo 67 % es menor de edad. Como comunicadora no puedo ni quiero seguir leyendo los diarios, mirar la tv y lamentarme pasivamente. Hay mucha información, como también desinformación por parte de los medios. Es responsabilidad de todos que la ayuda y la contención lleguen demasiado tarde, y el número de víctimas se siga incrementando. Existen programas y asociaciones que trabajan para que la mujer no siga padeciendo en silencio.

El objetivo de este documental es poner foco sobre esta problemática y contribuir a que se visibilicen los mecanismos dispuestos para que la mujer pueda recibir asistencia y así poder salir del círculo de violencia. Cuando una mujer pide ayuda hay que escuchar, hay que contener. Concientizar, cuestionar el rol de las instituciones que se niegan a intervenir en cuidado de la víctima. Todos juntos debemos trabajar para que la sociedad deje de guardar silencio y se comprometa.