GCBA

EL DIARIO DIGITAL DE LA CIUDAD

Tips para mejorar la calidad de vida

Escrito por Administrator.

 

 

Escrito por :Silvina Draiman, Nutricionista Ayurvédica

Si Ud. quiere cambiar la forma en la que se relaciona con el alimento, tiene que empezar por una regla de oro, muy simple, muy fácil de hacer cotidiana, pero que no solemos tener la costumbre de hacer, "ESCUCHAR A NUESTRO CUERPO". Cuánto hace que no se escucha? yo podría adivinar, que nunca, porque así vivimos, sin tiempo, sin parar un minuto. Y qué significa "escuchar a nuestro cuerpo"? Aquí va un breve resumen para que entienda a lo que quiero llegar.

Solemos comer apurados, en cualquier horario, desordenados, y hasta que el pantalón explote!, si o no? sigo siendo adivina? bien, juro que ya sé la respuesta. El cuerpo es sabio, y las señales son muy claras!, si nos cruje la panza, sabemos que tenemos que comer,¿ y que nos dice el cuerpo en ese momento? -" Estoy preparado para digerir y metabolizar los alimentos", bien, entonces, claramente podemos entender, que si comemos cuando no hay ninguna señal de hambre el cuerpo no está preparado para la digestión, y le hacemos daño.

Ahora pensemos en otro punto: Si uno vuelve del trabajo cansado, a las 19 o 20 hs, y se siente agotado físicamente, Qué nos está diciendo nuestro cuerpo? -" Tengo el metabolismo en cámara lenta, estoy tan agotado, que no es momento de una gran comilona". Al contrario de esto, si llegamos famélicos del trabajo por haber salteado el almuerzo, y comemos todo junto lo que no comimos en el día, el cuerpo se va a ver muy resentido. El principal horario para la digestión es al medio día, entre las 10 y las 14 hs, y todas las demás comidas, deben ser "livianas", y sobre todo hace mucho daño comer pesado por la noche, no se aconseja carne antes de dormir, porque al cuerpo le va a costar mucho digerirla.

Por último hablemos del alimento zumbador y alimento tentador: El alimento zumbador, es el que en algún momento tenemos mucho deseo de comer. Si por ejemplo yo muero de ganas de comer unas papas fritas, y no lo hago, y después voy a la heladera y me como una torta, la pregunta es " ¿qué es lo que mi cuerpo me pedía"?, seguramente necesitaba sal, y yo lo traduje en papas fritas, ¿y qué le termine dando? un alimento tentador que no necesitaba. Entonces, el alimento tentador nos desequilibra y el alimento zumbador nos lleva a nuestro equilibrio. La cantidad debe ser moderada a la hora de tomar el alimento zumbador, pero darle al cuerpo lo que pide, es sin lugar a dudas, saludable. Y como siempre les digo a mis pacientes, esto es en todos los ámbitos de la vida: “Ser coherente con lo que deseamos, nos equilibra, y hacer lo que no deseamos nos desequilibra”.

 

Silvina Draiman. Nutricionista Ayurvédica.

mail: Esta dirección de correo electrónico está protegida contra robots de spam. Necesita activar JavaScript para poder verla

Fb: Silvina Nutricionista Ayurveda